¿Cuál es la simbología del círculo del mandala?

lunes, febrero 03, 2014



Así como para hablar y escribir necesitamos de las letras y las reglas gramaticales, las imágenes de mandalas también tienen ciertas características particulares.
A partir de esas formas básicas y por medio de sus combinaciones y variaciones se obtendrán infinitos diseños de mandalas nacidos de la imaginación del hombre.
El círculo es sin lugar a dudas la figura más utilizada y con más referencias simbólicas.
Es un símbolo que se remonta hasta los orígenes del hombre, y que suele vincularse con el tiempo, el infinito, la perfección y lo cíclico del eterno retorno. Ya sea por percibir visualmente la forma circular en los astros mayores, o al percibir la forma esférica de muchos frutos. Esta forma, tan simple en apariencia, resurge desde lo profundo de nuestra alma para expresarse en imágenes y objetos.

taller de arte terapia con mandalas

Es el esquema visual más simple. Los objetos demasiado alejados para revelar su particular silueta se perciben como redondos con preferencia a cualquier otra forma. La perfección de la forma circular llama la atención entre una variedad de otras figuras.
Al ser la forma más universal e inespecífica, las esferas, los discos y los anillos figuran destacadamente en los modelos primitivos de la tierra y el universo, no tanto sobre la base de la observación de figuras reales sino porque esa es la manera más simple de representar una forma desconocida.
Así como el adulto emplea esta forma donde no es necesaria o posible una mayor especificación, así también el niño pequeño emplea en sus dibujos formas circulares para representar casi cualquier objeto.
En la elaboración de antiquísimos Mandalas, la forma de representar “cercas” o vallas de contención eran los círculos concéntricos, que a la vez cumplían las funciones de protección a lo que estaba dentro y también de separación entre el espacio sagrado y el profano.

como pintar mandalas, taller de mandas

El círculo en sí mismo es inclusivo, completo, genera la sensación de acabado en sí mismo. Los cuerpos esféricos son las formas más atractivas para manipular  desde pequeños e incluso como adultos, y  son de las únicas formas a las que le podemos imprimir movimiento multidireccional. Pensemos en lo fanáticos que somos de los juegos de pelota, con sus múltiples variantes.

En la simbología de varias culturas se lo relaciona con lo femenino, con el agua, y el útero, con aquello en donde todo tiene origen y donde todo se forma. La alquimia medieval le agrega una importantísima simbología mencionándolo como la representación de la piedra filosofal.

http://arteterapiaconmandalas.blogspot.com.ar/2014/01/sobre-laura-podio.html

Para Arteterapia con Mandalas, Lic. Laura Podio - Febrero 2014



Puede interesarte leer...

0 comentarios

Lo más leído

Consultas ;)

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Subscribe