Arte terapéutico: ¿Qué es Arteterapia?

miércoles, febrero 12, 2014



¿Cómo podemos definir el Arteterapia? 

La disciplina del Arteterapia utiliza la expresión artística como medio de comunicación, tanto personal como con otras personas, para explorar y elaborar el mundo interno de los consultantes en el proceso psicoterapéutico, con fines educativos (en el campo de la psicoeducación) y de desarrollo personal (en el área de la creatividad). Es una disciplina relativamente joven, que se ha desarrollado y expandido en las últimas décadas.
En esta disciplina se utilizan los recursos del proceso creativo, realizando arte para mejorar el bienestar físico, mental y emocional y puede utilizarse como recurso en todas las edades.

Este proceso creativo, que impulsa la expresión artística, es un medio de ayuda a resolver conflictos y problemas, desarrollando también habilidades interpersonales, mejorando las relaciones, ayudando a manejar el comportamiento, fortaleciendo la autoestima, y alcanzando un mayor conocimiento de uno mismo. Asimismo ayuda a reducir el estrés.

El Arte Terapéutico es un modo de intervención que utiliza todo tipo de recurso artístico como su primera forma de comunicación. Permite al consultante descubrir y desarrollar su identidad y le ofrece las herramientas específicas para explorar su creatividad, en una atmósfera abierta que le permita manifestarse tal cuál es. De este modo brinda un medio facilita al mismo tiempo la comunicación con los demás y consigo mismo.

Se emplea para tratar trastornos psicológicos, temores, bloqueos personales creativos o afectivos, traumas del pasado, estrés, ansiedad y otras dificultades emocionales. También se utiliza para el cuidado paliativo de enfermedades y procesos físicos de diferente grado de cronicidad y gravedad.

¿Sólo puede utilizarse en casos de Trastornos psicológicos? 

Definitivamente no. Al ser una técnica de desarrollo personal, autoconocimiento y expresión emocional, no es necesario poseer ningún talento artístico, así como tampoco es solamente destinada a tratar trastornos psicológicos. O sea que puede ser utilizada por todas las personas que deseen explorar su creatividad y sus vías de expresión en estado de perfecta salud y equilibrio.

¿En qué momento es mejor comenzar un proceso?

Está particularmente indicada en los procesos de cambio, crisis vitales, preparación para afrontar situaciones estresantes, y como vía de desarrollo de habilidades como la creatividad, percepción, intuición y empatía entre otras, así como una excelente vía de autodescubrimiento.
Amplía los alcances de la terapia verbal, llegando a áreas en las que la palabra no llega.


El arte como herramienta de sanación 

Podríamos diferenciar que en el arte, lo estético tiene una importancia primordial, por lo que el producto final es un fin en sí mismo. La terapia por medio del arte, en cambio, implica el propósito de provocar un cambio ante un desequilibrio humano, ante una inestabilidad emocional o sencillamente ante un bloqueo afectivo.
La actividad artística que se lleva a cabo en un entorno terapéutico, con propósitos de tratamiento y en presencia de un terapeuta, tiene unos objetivos y metas diferentes a las del arte en particular.

La principal diferencia reside en el resultado terapéutico de la actividad y el proceso de crear algo. Ese proceso es un medio concreto, no verbal, a través del cual una persona puede lograr una expresión al mismo tiempo consciente e inconsciente y que puede emplearse como valioso agente de cambio terapéutico, tanto en su propio conocimiento como en su campo emocional.



El arte nos permite, a través de sus diferentes manifestaciones (dibujo, pintura, teatro, modelado, collage, danza, escritura, música y otros) expresar lo que guardamos en nuestro interior, más allá de las palabras. Nuestros conflictos, miedos, angustias, necesidades, frustraciones, anhelos, sueños… afloran cuando nos dejamos llevar por la obra que estemos representando.

Nadie interpretará la obra más que la persona que la realizó. El terapeuta trabajará para ofrecer consignas, instrucciones y sugerencias que favorecerán la expresión de aquello que se observe, pero es la persona la que sabe lo que su trabajo significa, independientemente de que luego se compartan los resultados con el terapeuta o con el grupo de trabajo.


Por ello es importante que el artista se conecte con su tarea. Es mediante la actividad creativa como la persona llega a la realización consciente del ejercicio, en el cual se manifiesta la parte más inconsciente.

En el caso del Arteterapia no se requiere de dotes artísticas especiales, ni que el resultado de la obra tenga un gran valor estético en sí mismo. Tampoco es necesaria la habilidad en el uso de las herramientas plásticas, para lo cual el terapeuta buscará el modo de facilitarle al consultante los medios de expresión. De este modo la obra es siempre valiosa porque nace de la autenticidad del creador, que ha trabajado en ella con espontaneidad, responsabilidad, conciencia y sinceridad.

El mayor valor del proceso es lo que el consultante rescata de su interior en el campo de sus pensamientos y emociones, lo que descubre y los cambios que se producen dentro de él.

Una vez adquirida conciencia de la situación, es necesario que el consultante siga trabajando internamente con aquello que ha descubierto, tomando responsabilidad sobre su proceso de crecimiento y desarrollo. La persona debe comprometerse consigo misma para modificar las pautas de acción que lo llevan al malestar.

De este modo, el arteterapeuta y el paciente forman un equipo de trabajo conjunto, observando el proceso de expresión del mundo interno y estableciendo dónde se encuentra  el desequilibrio, o qué patrones de conducta pueden influir en esa desarmonía. Todo el proceso artístico es utilizado como herramienta para la toma de consciencia y el autodescubrimiento, entonces, a partir de allí se implementarán los cambios necesarios en la vida cotidiana.
Esta forma de abordaje terapéutico requiere un gran compromiso por parte del consultante, ya que es la misma persona que será responsable de su proceso sanador.
Los elementos artísticos son la base para tomar conciencia y sobre la cual posteriormente se empezaran a efectuar cambios que se trasladaran al día a día. Por tanto requiere de un compromiso por parte del paciente, dado que es él quién se ha de responsabilizar en su proceso sanador.



Sesiones de tratamiento arte terapéutico- Características generales 

Para consultas sobre sesiones individuales de arteterapia, por favor escribir a: laupodio@gmail.com 

Se llevarán a cabo en mi consultorio-atelier particular, en el barrio de Palermo (Scalabrini Ortiz casi esquina Guatemala). La primera sesión será introductoria, para conocimiento mutuo y planeamiento del trabajo a seguir. En las siguientes sesiones se comenzará a trabajar con diferentes consignas artísticas que faciliten la expresión, incluyendo la herramienta del mandala como medio de enfoque atencional.
Las sesiones individuales tienen una duración de 1 hora 20 minutos.
Los tratamientos estarán diagramados a corto plazo, como terapia breve, entre 8 y 16 sesiones, dependiendo su continuidad del vínculo terapéutico establecido y de las metas alcanzadas.
El consultante podrá optar, si así lo desea y si la terapeuta lo considera conveniente, a integrarse en algún grupo de trabajo.
Los materiales de trabajo artístico están incluidos en los aranceles y serán determinados
por la terapeuta en función a las necesidades del consultante.

http://arteterapiaconmandalas.blogspot.com.ar/2014/01/sobre-laura-podio.html




Puede interesarte leer...

2 comentarios

  1. Hay Laura!!!! Que emoción el mandala mío que elegiste!!!! no me imaginé nunca que iba a ver eso cuando entré a leer to excelente síntesis. Gracias!! Besito mi querida y excelente "Maestra" "mucho más que una profe" Te quieroooooooooooo
    <3 <3 <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo a vos Adri!!!!mucho mucho mucho!!!! <3 <3 <3

      Eliminar

Lo más leído

Consultas ;)

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Subscribe